¡ADIÓS A LAS DEUDAS! PAGA LO QUE DEBES

Por diferentes circunstancias, muchas personas no logran administrar correctamente sus recursos y deben recurrir a los préstamos, principalmente a los tan temidos créditos (aquella cantidad de dinero que se debe a un acreedor que tiene derecho a cobrar dicha financiación).

Ahora, para pagar las deudas y no tener problemas en el futuro, lo primero que hay que hacer es reconocer la capacidad de pago que se tiene. Ésta es aquella cantidad de dinero que queda libre una vez que se realizan todos los pagos fijos (vivienda, transporte y víveres, entre otros).

Ingresos mensuales – Gastos mensuales = Capacidad de pago

Así, para poder pagar los préstamos, es necesario no exceder la capacidad de pago y tener los recursos bajo control.

Sigue leyendo

Anuncios