¿DEBE LA GENTE INTERESARSE EN LA ECONOMÍA?

La respuesta inmediata y obligatoria tendría que ser: ; pues la mayoría de las actividades diarias de cualquier persona, por no decir que todas, tienen que ver de alguna forma con la economía, y conocer lo básico de dicha materia permitirá a la gente mejorar muchos aspectos de su vida.

La Economía nos sirve para aprender a administrar los recursos disponibles y enfrentar la escasez.

Y  es que la capacidad de satisfacer los deseos y necesidades de las personas depende de la cantidad de recursos disponibles. Así que es necesario aprender a elegir adecuadamente . Si nos decidimos por una cosa, necesariamente vamos a dejar de elegir otra.

En principio, los factores que afectan las decisiones son: Las necesidades, gustos, recursos, incentivos y el costo de oportunidad.

Necesidad: El carecer de aquello que es menester para resolver algún problema.
Gusto: Apreciación personal sobre aquello que nos rodea.
Recursos: Bienes, medios o riqueza.
Incentivos: Es un estímulo que reciben los agentes económicos para realizar o no determinada actividad.
Costo oportunidad: Es el valor de aquello que dejamos de obtener al elegir otra alternativa.

A manera de fórmula matemática

Necesidad + Gustos+ Recursos + Incentivos + Costo oportunidad = Decisión.

Ahora, para conseguir los productos que satisfacen las diferentes necesidades hay que acudir a los mercados, que son el mecanismo a través del cual los agentes económicos (personas, empresas o instituciones que toman decisiones de carácter económico) llegan a acuerdos para realizar intercambios de bienes y servicios.

Como obviamente hay diferentes necesidades, también hay diferentes tipos de mercados, como por ejemplo: los de bienes, los de servicios y los de los factores de la producción. Y cada agente económico acude a ellos para demandar u ofrecer algo.

Así, las personas ofrecen el trabajo que las empresas demandan, cuando éstas últimas remuneran a las primeras, éstas pueden ir a otros mercados a adquirir productos que necesitan para vivir y que son fabricadas por las mismas u otras compañías.

Hasta aquí, la Economía no parece ser tan complicada. Unos producen, otros consumen.

El problema comienza con la forma en que los agentes económicos interactúan entre sí, pues a partir de lo que unos demandan y otros ofrecen se va a determinar el valor de los productos.

De manera que la interacción entre la oferta y la demanda determinará los precios hasta llegar al punto de equilibrio.

Observar el comportamiento de los mercados que se encuentren dentro del interés de una persona, determinados por sus necesidades, le permitir tomar mejores decisiones económicas para así evitar desperdiciar recursos.

La inflación

Al aumento constante y generalizado en los precios de los bienes y servicios se le conoce como inflación. Y este incremento es causado por factores como:

La inflación de demanda: Ocurre cuando la demanda sube aceleradamente y la oferta no puede crecer de la misma forma.

La inflación de oferta: Sucede cuando los costos de producción aumentan (si las materias primas elevan su precio, el producto final también lo hará).

Dentro de una economía, al aumento escalonado de salarios y productos es denominado espiral inflacionaria.

Si a lo largo del tiempo la inflación aumenta y los sueldos no, entonces se presenta la pérdida del poder adquisitivo, pues con el mismo dinero se pueden comprar menos cosas. Para evitar tal fenómeno, debieran hacerse ajustes a los salarios a la par de la inflación.

Finanzas personales

El problema de la Economía es que conforme más se profundiza, el tema se vuelve más complejo. Y muchas veces lo que interesa a la gente en general son las finanzas personales, principalmente: Ahorro y crédito.

Ahorro

La mayoría de las personas desean guardar una parte de sus ingresos para cubrir necesidades futuras; es decir, ahorrar; una acción que se considera importante, sin embargo, casi nunca se logra. ¿Es tan difícil?

En un principio, el individuo que quiere ahorrar debe fijarse una meta, algo que realmente desea y armar un plan que le permita alcanzar el objetivo sin que los sacrificios representen molestia.

Se necesita identificar los gastos fijos (imprescindibles) y aquellos que no lo son. Una vez que se cuenta con esta información, hay que eliminar o disminuir los últimos y destinar ese dinero al ahorro.

¿Dónde guardar el ahorro? Es importante que el dinero se encuentre fuera de alcance inmediato (hay que descartar el cajón, el colchón o una lata como posibles lugares), por lo que una cuenta bancaria podría ser una buena opción.

Crédito

A la cantidad de dinero que una institución financiera (como los bancos) prestan a las personas con el fin de financiarse se le llama crédito. Y para que un banco ofrezca tal servicio, revisará si el individuo que lo requiere cuenta con ingresos suficientes para después devolver el dinero.

Obviamente, además de que el préstamo debe regresarse, también se deben pagar compensaciones: Interés y comisiones.

Ahora, existen distintos tipos de crédito que van de acuerdo a las necesidades de cada persona:

Préstamos personales: Son aquellos que ofrecen bancos comerciales, cooperativas o tiendas departamentales y que permiten enfrentar imprevistos, o adquirir múltiples bienes.

Préstamos vía nómina: Es un monto de dinero que prestan los bancos a los individuos dependiendo de su sueldo y antigüedad en el trabajo.

Tarjeta de crédito: Es el préstamo que permite acceder a una determinada cantidad de dinero (límite de crédito) a través de un plástico.

Crédito automotriz: Como su nombre lo dice, es aquel que permite a la gente adquirir un automóvil. Entre más grande sea el enganche, menor será el préstamo, por lo tanto, los intereses también serán menores.

Crédito hipotecario: Es aquel que permite a las personas adquirir una vivienda o, en su defecto, respaldar una deuda con un bien inmueble.

El crédito más socorrido y común es el de las tarjetas de crédito, pero hay que usarlo con responsabilidad, pues tenerlo no quiere decir que se tiene dinero extra, es una forma de financiarse sólo por un tiempo.

Lo que se debe saber

En fin, los temas económicos son tan amplios y variados que sería inútil hablar de todos ellos ene un solo texto. Sin embargo, ¿qué es lo principal que se debe saber sobre la economía y las finanzas personales?

  • Los productos que determinan la inflación (incluidos en el Índice Nacional de Precios al Consumidor -INPC-) son 315, no los 15 ó 20 que catalogan dentro de la famosa canasta básica. Por ello, en ocasiones, es difícil conocer el impacto real de la inflación en nuestros bolsillos.
  • Si se tiene una tarjeta de crédito y se utiliza inmediatamente después de la fecha de corte, se tendrán  hasta 50 días de financiamiento (dependiendo del día de la compra) antes de generar intereses. Así, para no generarlos, hay que tratar de pagar antes de la fecha de pago.
    OJO: Fecha de corte y fecha de pago son plazos distintos.
  • Para evitar tentaciones, como cliente de un banco, el usuario de una tarjeta de crédito puede pedir a la institución que se la expidió que no le suban más el límite de crédito.
  • Si se destinan más del 30 % de los ingresos al pago de deudas crediticias, quiere decir que la salud financiera de una persona está en problemas.
  • El pago mínimo sólo sirve para mantener abierta una línea de crédito, por ello es recomendable siempre desembolsar una cantidad mayor para así abonar a capital y no sólo costear los intereses y las comisiones.
  • Si se quiere recibir una pensión sustancial y programada durante el retiro y se tiene una cuenta en una AFORE, se deben hacer aportaciones voluntarias constantes a lo largo del ciclo laboral más productivo (que es entre los 25 y 60 años). De otra manera, el dinero podría ser insuficiente para tener una vida con calidad durante la vejez.

*Todo en la economía gira en torno a la escasez.

RECOMENDACIÓN TEQUILEAKS: El lugar ideal para conocer más sobre el funcionamiento de la Economía es el Museo Interactivo de Economía MIDE (Tacuba 17, Centro Histórico, Ciudad de México. Tel.: 5130-4600).  Por cierto, es el ÚNICO museo sobre Economía en el mundo. | LVN

Anuncios

Un pensamiento en “¿DEBE LA GENTE INTERESARSE EN LA ECONOMÍA?

  1. Pingback: SOBREPOBLACIÓN, EL GRAN PROBLEMA AMBIENTAL « TequiLeaks

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s